Clubhouse

by Gabriel APC Team on marzo 25, 2021

AdobeStock_414879908_Editorial_Use_Only

 

Cuando pareciera que las opciones de interacción están relativamente mapeadas en nuestro cerebro, surge una nueva plataforma que cautiva a millones de usuarios. En pocos meses, Clubhouse se ha convertido en una de las redes sociales más populares y es probable que esto se mantenga así en los próximos años.

 

 

Esta aplicación, creada en 2020, tuvo su pico reciente de fama y viralización cuando Elon Musk anunció que participaría en una charla con Kanye West. A partir de allí, la plataforma (que ya gozaba de un crecimiento sostenido) se volvió un tema de conversación mundial y se disparó su uso.

 

 

ICONO_1_Clubhouse-01

En primer lugar, la aplicación está basada en el audio. Es decir, sigue el mismo formato de la tradicional radio o los podcasts que se han popularizado en los últimos años y que, por ejemplo, eran señalados como tendencias en el mundo de la comunicación y el marketing.

 

 

El ecosistema de Clubhouse se basa en salas virtuales donde las personas conversan, sin imágenes o textos por ahora. Las conversaciones suceden en tiempo real y no se pueden grabar o reproducir, por lo que hay un sentido de urgencia que hace que si quieres escuchar algo de la fuente original tengas que conectarte al momento en que sucede la conversación. El factor “en vivo” resurge de sus cenizas, luego de su aparente desaparición con el streaming.

 

 

Por otra parte, todos pueden participar e interactuar entre sí de manera casual. El mismo sistema de seguidores hace que millones de personas, famosos o no, puedan terminar en una misma sala conversando y pidiendo el derecho de palabra. La aplicación ha hecho de la espontaneidad un factor diferencial a su favor.

 

 

Por último, la plataforma es abierta pero exclusiva. En esta fase de despegue, utilizaron un sistema de invitación para poder acceder a la aplicación. Es decir, no se podía ir directamente a la tienda Apple (actualmente solo está para IOS) a descargarla, sino que un miembro tenía que enviar una invitación a los nuevos usuarios. Cada nuevo usuario tiene solo dos invitaciones, y es así como Clubhouse ha sido capaz de utilizar el llamado FOMO (fear of missing out) para incentivar más registros.

 


 

Todavía es temprano para saber la tracción que tendrá Clubhouse, pero recordemos que solo hace cuatro años se empezaba a hablar de Tik Tok y ahora es una plataforma viral que muchas marcas utilizan para comunicar y mercadearse. Todo pareciera indicar que Clubhouse, al igual que Tik Tok en su momento, llegó para quedarse.

 

 

Topics: Tendencias del Marketing Farmaceutico